Es bien sabido que Netflix no solo revolucionó el mercado del streaming, sino que cambió nuestra manera de consumir contenidos como ninguna otra plataforma, ¿cómo lo hizo posible? ¡Con metodología ágilZoraida Ceballos de Mariño, seguidora de planificación de proyectos, explica las tres claves del éxito global de la compañía de Reed Hastings y Marc Randolph.

Es ágil para el usuario

Hasta la fecha, se desconoce si Netflix aplica alguna de las metodologías ágiles para su modelo organizacional y laboral. Sin embargo, es evidente que es bastante agile para la publicación de sus contenidos, los cuales son presentados al usuario tras un feed back rápido, cambios iterativos y colaboración cruzada. El resultado: la personalización. El 75% de los contenidos recomendados para cada usuario están basados en sus visualizaciones anteriores, así como sus listas y votaciones.

Presta atención al feed back

Ejemplo: tras el escándalo de Kevin Spacey, la compañía tenía dos opciones: cancelar la serie o mantenerlo en el elenco de House of Cards. La decisión: mantener la serie con Robin Wright liderando el elenco. Por otro lado, Netflix es una plataforma compatible con cualquier dispositivo de sus usuarios y en cualquier sistema operativo, de manera que conocen, entienden y se adaptan a las necesidades de consumo de quienes utilizan la plataforma.

Crea productos en serie y realiza lanzamientos permanentes

A diferencia de la televisión tradicional, Netflix invierte en la realización de al menos una temporada completa de un seriado y no solo en el capítulo piloto. Una apuesta basada en la data de sus usuarios y que hoy significa lanzamientos cuyas tasa de éxito están por encima de la televisión en un 35%. Además de estos productos, el usuario tiene disponibles películas y series nuevas cada semana. Todo esto, en términos de agilidad, es entendido como el lanzamiento de un producto acabado listo para ser probado.